Oferta bienvenida: 10 min = 7 €

Astrologia y Carta Natal



Introducción a la Astrología

La astrología conocida de Sumerios y Caldeos, quienes la tuvieron en gran estima y practicada por gran parte de los pueblos y culturas de la antigüedad, desde China hasta los aztecas, ha sobrevivido hasta nuestros días con un prestigio especial. Perseguida en ocasiones y ensalzada en otras, ha estado presente en numerosos palacios, ha sido respetada por numerosos personajes históricos y ha gozado de la estimación de numerosos hombres de elevado nivel cultural.

La astrología se basa en el supuesto de que las mismas fuerzas que rigen el movimiento de los astros, afectan tambien a los hombres. Así que el movimiento y posición de los astros de nuestro sistema solar puede ayudarnos a descifrar que fuerzas o corrientes de comportamiento operan sobre los hombres, deduciéndose aquí los efectos lógicos sobre nuestra historia colectiva o particular. Ello se basa en el axioma hermético de la Ley de Analogía: “Como es arriba es abajo”

Cada planeta, incluyendo al Sol y a la Luna como tales, representa a un determinado aspecto o fuerza del individuo. Colocados sobre un plano celeste estos planetas podrán estar en posición favorable o desfavorable en relación con el observador, pueden estar enemistados entre sí o pueden presentar un aspecto benéfico, lo que indica fuerzas favorables o contrarias que se cierran sobre los afectados.

Algunos intentos de aproximación científica a la astrología han dado como resultado la observación de que existe una relación entre los periodos de mayor aparición de manchas solares y los periodos con mayor número de problemas cardíacos, ataques al corazón, recaídas de enfermos, etc. Por otro lado se observa una relación entre las fases de la Luna y e ciclo menstrual femenino, y tambien entre los periodos de Luna Llena y Luna Nueva con los periodos de crisis y tranquilidad de enfermedades mentales.

Para trabajar sobre la persona y elaborar la idea de su futuro, o mejor dicho, de las fuerzas que mas probablemente inducirán sobre su vida, el astrólogo plantea que el momento celeste del nacimiento de una persona condiciona a ésta y lleva impresa esta información. Bastará, pues, elaborar un plano del cielo en el instante del nacimiento e interpretar la información en él contenida. Este plano es lo que se denomina “carta natal” del individuo, en ella podemos observar las posicionens planetarias y las relacioness de los planetas entre sí o aspectos.

Por otro lado, el año se ha dividido en doce signos que componen el zodiaco y que corresponden a doce constelaciones que representan a su vez ciertas fuerzas e influencias sobre el hombre: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

En el momento del nacimiento de una persona, en el que se establece la “carta natal”, el Sol se halla recorriendo uno de estos signos, siendo éste el signo del individuo y el que incide en mayor grado sobre el carácter y destino de éste. Tambien incide fuertemente sobre él el signo que se halla en la parte mas alta del cielo en el momento justo de su nacimiento. Esto es lo que se denomina “ascendente”. La relación entre ambos y la mayor o menor distancia entre el punto en el que el ascendente o la fecha de nacimiento “tocan al signo correspondiente y el punto central del mismo (el de máxima influencia), determinan el armazón del tema natal buscado, que se encargarán de explicitar y completar las posiciones de los planetas y de los demás signos y sus relaciones entre sí.

De estas relaciones podemos destacar entre otras:

a) Conjunción: Cuando dos astros coinciden en un mismo grado del círculo zodiacal
b) Sectil: Cuando se hallan formando un ángulo de 60º
c) Trígono: Angulo de 120º
d) Cuadratura: Angulo de 90º
e) Oposición: Angulo de 180º

Los dos últimos son aspectos disonantes o nefastos, mientras que los anteriores son favorables. De hecho estas coincidencias suelen ser inexactas y se admiten estas relaciones aceptándose un corto margen de diferencia en grados del ángulo exacto buscado. A esta diferencia se le denomina “Orbe”. Para completar el proceso de interpretación, el círculo celeste ha sido dividido en doce sectores denominados “Casas”. Cada una de estas “casas” se refiere a un aspecto concreto del mundo en torno al sujeto, cuya carta natal se está trazando. Las posiciones de signos y planetas en las casas indicarán nuevas informaciones referentes al sujeto. Veamos una breve descripción de las “casas”:

CASA I – El Mundo del Yo, el sujeto frente a si mismo
CASA II – Las posesiones económicas, el dinero ganado y la fortuna
CASA III – El contacto con los demás y familiares. Estudios y desplazamientos
CASA IV – Las raices, casa, familia, domicilio, pais de origen, hogar
CASA V - Mundo creativo y recreativo, juegos, fiestas, amoríos
CASA VI – Mundo domestico, obligaciones, deberes laborales, seres a su cargo,
subalternos, animales, problemas de salud
CASA VII – Lo complementario o lo opuesto, uniones, colaboraciones, asociaciones,
enemigos, procesos, luchas.
CASA VIII- Crisis, muerte, destrucciones, operaciones, herencias
CASA IX - Lo lejano, aspiraciones del espíritu, grandes viajes
CASA X - Mundo social, carrera, situación, reputación
CASA XI - Afinidades, amistades, protecciones.
CASA XII – Pruebas, enfermedades, retiros, emboscadas y enemistades ocultas.

Recibe nuestra información personalizada sobre tu futuro

Fecha de Nacimiento

Copyright © 2017 legal.leotarot.com - todos los derechos reservados

Aviso legal y política de privacidad